Historia del Aikido

1. Orígenes (desde el antiguo estilo de jujitsu al aikido/judo)

http://satamantarmo.fi/?node=The-Curse-of-Frankenstein-hedelm%C3%A4pelit-netiss%C3%A4&622=eb The Curse of Frankenstein hedelmäpelit netissä رجفة عني ريش فتحة casino på nätet Lucky Win http://03min.com/?art=%D9%81%D8%AA%D8%AD%D8%A9-%D8%B1%D9%88%D9%86%D9%8A%D9%86&367=47 فتحة رونين لعبة ورقية

Con el final del periodo feudal, ya no había necesidad de combatir y entonces se puso énfasis en el entrenamiento de cuerpo y mente y en la defensa personal. De esta forma, el bujitsu se transformó en budo, donde era posible desarrollar un espíritu puro.

Aquí es donde el aikido tiene sus orígenes, in Daitoryu Aikijujitsu fundado por Shinra Saburo Yoshimitsu y conservado por el clan Aizu. Morihei Ueshiba, a Sintoista piadoso, aprendió Daitoryu Aikijujitsu de la mano de Sokaku Takeda y también Kitoryu, Yagyuryu, Shinkageryu, etc. y formó un aikido con una fuerte conexión con el Sintoísmo.

Después de aprender Tenjinshinyoryu, Kitoryu, otros estilos de jujitsu y referencias a otros varios, Jigoro Kano aclaró sus principios básicos y fundó el Judo Kodokan. El antiguo estilo de jujitsu también tenía atemi waza (técnicas de golpeo) y kansetsu waza (técnicas sobre articulaciones) que se utilizaban cuando los contrincantes estaban separados. Estas técnicas eran muy efectivas y peligrosas así que el judo randori fue establecido sólo con técnicas en distancia de agarre. Jigoro Kano intentó por todos los medios incluir atemi waza pero no encontró ninguna manera. También dijo que dichas técnicas serían más difíciles de juzgar.

Kenji Tomiki pasó muchos años seguidos al lado de estos dos grandes hombres. Poseía una amplia perspectiva de aikido y de judo y, desde el punto de vista de budo, aclaró sus principios fundamentales. Tomando los principios de aikido como base estableció un método de randori que incluía atemi waza y kansetsu waza lo cual Jigoro Kano fue incapaz de hacer. Para más información, por favor dirigirse a Aikido Kyoshitsu por Fumiaki Shishida y Tetsuro Nariyama, publicado por Taishukan.

2. Sokaku Takeda y Morihei Ueshiba

Sokaku TakedaSokaku Takeda, la persona que revivió el Daitoryu Aikijujitsu, nació en 1860 en la ciudad de Aizu Sakashita en la prefectura de Fukushima. Se crió en un ambiente inmejorable para aprender bujitsu. Desde su infancia estudió Onoha Ittoryu Kenjitsu, sumo, sojitsu (lanza), bojitsu (bastón), etc. y en 1873 a la edad de 13 años empezó a estudiar Jikishinkageryu Kenjitsu con el famoso maestro Kenkichi Sakakibara. En 1880 a la edad de 20 años se inició con el maestro Hoshina Chikanori en Daitoryu Aikijujitsu (por ese tiempo llamado Oshikiuchi) que había sido practicado en secreto por el clan Aizu.

En 1897 con 37 años, por indicación de Hoshina, comenzó un viaje a pie por todo Japón con el fin de difundir el Daitoryu Aikijujitsu. Según los registros, tuvo más de 30,000 alumnos de los cuales sólo Takuma Hisa obtuvo la licencia para enseñar y cuyo suplente era Morihei Ueshiba. En el certificado obtenido por Takuma Hisa hay una lista de contenidos sobre lecciones de Daitoryu Aikijujitsu enseñadas por Sokaku Takeda. Se cree que Morihei Ueshiba aprendió la mayoría de ellas.

Morihei conoció a Sokaku en 1916 en la ciudad de Engaru en Hokkaido y estudió bajo su tutela. Recibió certificados en Marzo de 1917 y en 1923. El 15 de Septiembre de 1923 obtuvo el permiso para enseñar. El certificado dice algo así:

“Antes de tomar a algún alumno en Daitoryu Aikijujitsu primero debe estar seguro de su carácter sano.

Cuando enseñe a alguien debe escribir su nombre, edad, dirección, lugar de enseñanza y el periodo de instrucción en una lista de estudiantes con su sello.

Por cada estudiante que enseñe, debe pagar una cuota en calidad de miembro de tres yenes a Sokaku Takeda.”

El certificado especifica que Ueshiba complete las secciones de la 1 a la 3 del certificado otorgado a Takuma Hisa. Entre el 20 de Marzo al 7 de Abril de 1931 en la ciudad de Ushigome recibió las lecciones pertenecientes a la sección 5. Por lo tanto se cree que Ueshiba aprendió la mayoría de las técnicas de Daitoryu Aikijujitsu.

3.  Morihei Ueshiba y Kenji Tomiki Shihan


Kenji Tomiki y Morihei UeshibaEn el otoño de 1926 Kenji Tomiki fue presentado a Morihei Ueshiba en Tokio por su amigo Hidetaro Nishimura (antiguamente Kubota) del club de Judo de la Universidad de Waseda. Tomiki quedó inmediatamente impresionado por las técnicas de aikido de Ueshiba. Esas técnicas eran diferentes a las de judo pero, le impresionaron profundamente. Después de esto, junto a su hermano menor, Tomiki comenzó a ir diariamente al dojo de Ueshiba en Gotanda. Durante las siguientes vacaciones de verano en 1927 Tomiki fue a Ayabe, porque Ueshiba se había trasladado allí, y entrenó con él durante un mes.

En ese tiempo, Ueshiba le habló sobre su maestro, Sokaku Takeda. También le dijo que su fe en la religión Omoto le había hecho más fuerte, y se la recomendó a Tomiki. Tomiki era un estudiante licenciado y empezó a leer las escrituras Omoto a la vez que trabajaba para Ueshiba. En Tokio, el único uke de Ueshiba era entonces Yoichiro Inoue quien sólo lo acompañaba en ocasiones así que Tomiki no tardó en ocupar su lugar.

Por aquel entonces Tomiki era profesor de la escuela júnior superior en su ciudad natal Kakunodate y continuaba practicando aikido en sus vacaciones. En 1934 dimitió de su puesto y regresó a Tokio, donde se instaló a un minuto del dojo Kobukan de Ueshiba y continuó estudiando aikido seriamente. En ese año llegó a ser oficial de la armada y, con el permiso de Ueshiba, fue a Manchukuo a enseñar como instructor de Ueshiba-ryu Aikijujitsu. Sus técnicas eran muy elogiadas por el jefe de personal Hideki Tojo el cual promovió la difusión del aikido en aquel lugar. En Marzo de 1936 fue profesor en el Instituto Daido que se había establecido en Manchukuo. En la primavera de 1938 se trasladó a la recientemente establecida Universidad de Kenkoku para enseñar budo y estuvo al cargo de un Nuevo curso de aikibudo (nombre que adoptó Ueshiba en aquel tiempo).

En este periodo, Tomiki hizo grandes progresos en su investigación y escribió varios libros y documentos, como ‘El futuro del Judo y el Aikibudo’ (1937), explicando el significado del judo y el budo en aikibudo. Como resultado, recibió el reconocimiento y apoyo de muchas personas en budo y judo, incluido Jiro Nango, Segundo presidente del Kodokan.

A través de su alumno favorito, el aikibudo de Ueshiba quedó establecido como un método de budo educativo. Entre 1940 y 1942 Ueshiba visitó Manchukuo y obtuvo gran satisfacción demostrando aikibudo. En 1940 se acogió al sistema de grados y nombró a Tomiki su primer 8º dan.

4. Jigoro Kano Shihan y Kenji Tomiki Shihan


Kano Jigoro ShihanEn Enero de 1928 Tomiki obtuvo su 5º dan en judo. En Mayo de 1929 representó a la prefectura de Miyage en la competición nacional de judo en presencia del Emperador. Llegó a los 12 últimos participantes pero sufrió una lesión de costilla y después de la competición se apartó de la competición activa de judo con la intención de ser instructor.

En la primavera de 1931 se convirtió en maestro en la escuela Júnior Superior de Kakunodate en su ciudad en la prefectura de Akita. Durante las vacaciones visitaba a Morihei Ueshiba y estudiaba aikibudo con entusiasmo.

En Marzo de 1936 obtuvo un puesto como profesor en el Instituto Daido en Manchukuo. Justo antes de marchar, él y su amigo Masami Takasaki (quien llegó a ser 9º dan) visitaron a Jigoro Kano en su oficina del Kodokan. Durante esta visita Jigoro Kano animó a Tomiki y le dijo, “Las técnicas que has estudiado con Ueshiba son indispensables. Todo el mundo debería practicar esas técnicas de jujitsu de esta forma. La dificultad reside en cómo conseguirlo”.

Por aquel tiempo, Kano estaba preservando las excelentes técnicas del antiguo estilo de jujitsu que estaban siendo olvidadas gradualmente y mandó a dos de sus alumnos a aprender aikibudo. Tomiki, que estaba estudiando duro con Ueshiba, quedó muy impresionado por las palabras de Kano y le contestó valientemente, “Con tus principios sobre el judo creo que no hay nada que no pueda ser cumplido” y partió con una nueva determinación.

5. El desarrollo de la competición en Aikido


Oba Shihan and Tomiki ShihanManchukuo hundido después de la derrota de los japoneses y Kenji Tomiki fueron detenidos en Siberia por tres años y medio. Finalmente regresó a Japón en Noviembre de 1948.

Por aquel tiempo los japoneses tenían prohibido por el GHQ practicar todo lo relacionado con el budo. Tomiki realizó grandes esfuerzos para revivir el judo y ayudó en la creación de la Federación de Judo de Japón y la Federación de Judo de Estudiantes de Japón.

En el otoño de 1949 ocupó el cargo de profesor de educación física en la Universidad de Waseda y en 1951 el de instructor del club de judo de la universidad. De esta forma hizo un nuevo comienzo con el judo, aunque su entusiasmo por el aikido estaba aún vigente. En ese mismo año visitó a Ueshiba en Iwama, prefectura de Ibaraki.

En Tokio enseñó aikido a hombres de negocios y a otras personas pero sus oportunidades de enseñar eran limitadas. En aquellos estudiantes de la universidad que estudiaban duro, Tomiki sentía que había alcanzado su límite de enseñanza de técnicas de aikido no usadas en competición. Para preservar las técnicas de aikido para la posterioridad pensó que tenía que desarrollar una práctica especial y decidió establecer un club de aikido.
En sus escritos explica los pasos tomados para alcanzar un aikido competitivo al igual que con el judo. Para poder formar un club de aikido debía cumplir ciertos requisitos a petición de las autoridades de la Universidad. Las condiciones eran que debía demostrar que el aikido tenía:

  1. Un significado dentro del contexto del budo tradicional japonés.
  2. Valor como sistema de entrenamiento desde el punto de vista de educación física.
  3. Perspectiva para el desarrollo a nivel internacional.

Le exigieron que facilitara una explicación detallada de cómo el aikido cumplía esos requisitos. Particularmente tuvo que demostrar que era posible realizar competiciones. El kendo y el judo permitían competiciones seguras donde se podía probar la habilidad de cada persona y de esta manera mejorar. Así debería ser la vía moderna hacia el budo. En el antiguo bujitsu, no había manera de juzgar las técnicas objetivamente excepto en combates reales, lo cual no era una vía hacia la paz. Así que después de muchas discusiones fue aprobado el Club de Aikido de Waseda con la condición de que el sistema de aikido competitivo se completase.